Banca en línea, qué es y cómo se usa

La banca en línea es un sistema de pago electrónico que permite a los clientes de un banco realizar una serie de transacciones financieras en la web. El sistema de banca en línea generalmente se conecta con el sistema de banca central operado por un banco, lo que contrasta con la banca de sucursal.

Características de la banca en línea

La banca en sucursales es la forma tradicional para que los clientes accedan a los servicios de su banco, pero la banca en línea está ganando terreno y se está convirtiendo cada vez más en una solución contemporánea que satisface las necesidades de velocidad y eficiencia de la sociedad.

Precursores

El término “en línea” se popularizó a finales de los años ochenta y se refiere al uso de un terminal, un teclado y un monitor para acceder al sistema bancario a través de la línea telefónica. El primer despliegue de servicios de banca por computadora fue propuesto en diciembre de 1980 por United American Bank, un banco comunitario con sede en Knoxville, Tennessee. United American Bank se ha asociado con Radio Shack para desarrollar un módem personalizado y seguro para su computadora que permite a sus clientes acceder de manera segura a su información bancaria. Los servicios ofrecidos durante el primer año de operación incluyeron pagos de cuentas, cheques de balance de cuentas y solicitudes de préstamos, miles de clientes estaban pagando entre $25 y $30 por mes por este servicio.

que es un banco

Desarrollo

Los principales bancos estadounidenses siguieron los pasos del United American Bank en 1981. Cuatro de los principales bancos de Nueva York ofrecen servicios de banca a domicilio utilizando el sistema videotex. Pero videotex está experimentando un fracaso comercial y los servicios bancarios no se están popularizando, excepto en Francia, donde el uso de los servicios es realizado por Minitel, que está subvencionado, y en el Reino Unido, que está desarrollando el sistema Prestel. Sin embargo, el uso de estos servicios sigue siendo marginal en Europa. La banca en línea y la renuencia de los usuarios de Internet No fue hasta los años 90 y la instalación de Internet en más y más hogares que los bancos comenzaron a considerar la banca en línea como un imperativo estratégico.

Banca por internet

Stanford Federal Credit Union fue el primer banco en ofrecer servicios de banca por Internet a todos sus miembros en octubre de 1994. En 1996, OP Financial Group se convirtió en el segundo banco en línea más grande del mundo y el más grande de Europa. El atractivo de la banca en línea para los bancos es bastante obvio: menores costos de transacción, integración más fácil de los servicios, capacidades de marketing interactivo créditos on line y otros beneficios que aumentan las listas de clientes y los márgenes de beneficio. Además, la banca en línea permite a las instituciones agrupar más servicios en paquetes únicos, lo que atrae a los clientes y reduce los gastos generales. A mediados y finales de los años noventa, una ola de fusiones y adquisiciones se extendió por el sector financiero, expandiendo significativamente los clientes de los bancos. Posteriormente, los bancos están recurriendo a la web para retener y retener a sus clientes.

El avance

Una serie de factores diferentes están impulsando a los banqueros a volverse más hacia el mundo virtual. Aunque las instituciones financieras tomaron medidas para introducir los servicios de banca electrónica a mediados de la década de 1990, muchos consumidores se muestran reacios a realizar transacciones monetarias a través de Internet. No fue hasta la adopción generalizada del comercio electrónico a partir de 2001 (la famosa Web 2.0 o “merchant web”), basada en empresas pioneras como Amazon y eBay, que se difundió la idea de pagar por artículos en línea. En el año 2000, el 80% de los bancos estadounidenses ofrecían servicios bancarios en línea. El uso por parte de los clientes ha aumentado lentamente. Bank of America tarda 10 años en adquirir 2 millones de clientes de banca electrónica. Sin embargo, en 2001 se produjo un importante cambio cultural con el lanzamiento de la web comercial en línea. Bank of America se convirtió entonces en el primer banco en tener más de 3 millones de clientes en línea, lo que representa más del 20% de sus clientes. En comparación, las principales instituciones nacionales, como Citigroup, afirman tener 2,2 millones de relaciones en línea en todo el mundo, mientras que J.P. Morgan Chase estima que tiene más de 750.000 clientes de banca en línea.

En 2009, un informe del Gartner Group estimó que el 47% de los adultos en los Estados Unidos y el 30% en la banca en línea en el Reino Unido. A principios de la década de 2000, los bancos sin sucursales se convirtieron en instituciones exclusivamente a través de Internet. Estos bancos, que sólo existen en Internet, tienen gastos generales más bajos que las sucursales que tienen locales para clientes.